lunes, 27 de enero de 2014

PARTIDO correspondiente a la Jornada 17: FOIOS ATLETIC C.F. - U.D. PUZOL B

Hay un refrán popular que dice: " Más vale un hoy que dos mañanas". Presente es la palabra. Hay que dejar de lado problemas, enredos, conjuras, etc.. No es momento ni de poner excusas, ni de dar lástima, ni de nada de nada. Todo depende de nosotros y todo está en nuestras manos. Hay que cultivar con sabiduría y convicción, para recoger éxito y honra. Se recuerda la gloria.
Un equipo no son 2, ni 3, ni 11 jugadores. Un equipo son 24 jugadores de la plantilla, un entrenador, un preparador físico, un fisio y un cuerpo técnico. Sin todas esas personas es imposible. Hay malos momentos durante una temporada: lesiones, problemas personales, problemas físicos, estados de ánimo, descartes... Pero eso es un equipo. Un grupo de compañeros con una finalidad clara y conjunta. Si no es así, no tiene ningún sentido. Hay que remar hacia el mismo lado, hacia la misma dirección, o el barco puede encallar, incluso zozobrar. Pero si algo bueno tiene esta vida es que nada es efímero. Todo es pasajero.
Una revancha revoloteaba sobra nuestras cabezas. Pésima derrota en la primera vuelta con un penoso partido. Rival complicado. A pesar de su posición,  se preveía un partido duro, complicado, intenso. Así sucedió. Partido atractivo, con un buen fútbol desplegado por ambos equipos. Hacía tiempo que el Foios no cuajaba un partido completo. Un rival digno, con jugadores dignos de admirar y de agradecer.
El partido se encarriló rápido para el Puzol. El titubeo de los 2 equipos aún estaba presente. Un pase del media punta para habilitar al delantero entre los 2 centrales, en claro fuera de juego, adelantó al Puzol. Este ajustó rozando al palo el balón imparable para el portero. El esférico seguía sin cacique que reclamara su posesión. Ante dos buenos equipos, las ocasiones se sucedían en ambos terrenos de juego. Lamentar la lesión del jugador del Foios Pepín, que tras una dura entrada, tuvo que ser sustituido por Pascual. El Foios se propuso responder al gol encajado con buen fútbol. Jugadas largas de toque, buenas posesiones, buenos movimientos de los jugadores, propiciaron las primeras ocasiones para el equipo local. Fruto de una jugada acabó en el mejor gol del partido, obra de Lleonart. Iniciando desde la propia defensa, tejiendo la jugada, llegó a las botas del jugador, que viendo al portero adelantado, no dudo desde el medio del campo, en golpear el balón para colocarlo dentro de la portería. El tramo más difícil del camino estaba recorrido. Ahora empezaba el trabajo. El balón exigía un dueño y ese empezaba a ser el Foios. A pesar de eso, el Puzol, que contaba con muy buenos jugadores en las posiciones más avanzadas, crearon jugadas peligrosas de gol, pero nunca llegando a materializarlas por suerte.
Segunda parte con color blanqui-azul. A pesar de no profundizar en algunas jugadas, el Foios tuvo las ocasiones más importantes. El desempate, el punto de inflexión se produjo tras una jugada dentro del área, con un penalti claro seguido de la expulsión del defensa, provocado por el Pelao a pase de Fran. Manolo se encargó de lanzarlo magistralmente, igual que la semana pasada. El trabajo cosechaba su recompensa. La relajación es un acto de sentimiento que se produce tras un estado de euforia. Error cometido por el Foios, que retrasando sus líneas, estimuló al rival. Una falta en el borde del área, hacía recordar lo ocurrido en el partido anterior. Así sucedió. Tras repetir la falta por posible avance de la barrera, el mejor jugador del Puzol ajustó con un disparo perfecto al palo de la barrera, haciendo imposible la estirada del portero. Duro golpe. Pero con un jugador más, había que lanzarse a por el partido. Varias acometidas causaron temor en el rival y delirio en los locales. Un pase largo del defensa Diego a las botas del Pelao, sin aparente opción, acabó con el sueño del Puzol de conseguir algún punto. Pelao caracoleó en el vértice del área con los defensas y casi sin fuerza ni opción golpeó el balón, con tanta fortuna que impactó en el defensa, pillando al portero descolocado y acabando en la red. Exaltación máxima. A falta del descuento, se le había dado la vuelta 2 veces al marcador. Heroico. Bravo.
Un trabajo completo. No de los 11. De todos los convocados. Queda demostrado que todos formamos uno. Cuando una persona que sale por otra da igual o más que la que está dentro. Digno de alabar. Es un partido para recordar. Por el rival, por el juego desplegado, por las jugadas, por la reacción del equipo, etc. Es un partido que dignifica. Da razón de ser al entrenador. Plasmar lo que se practica en los entrenamientos no es fácil. Se hizo contra el Puzol.
Respuesta unánime del equipo. Agradecimiento mutuo tanto del equipo como de la afición. Se extrañaba la presencia del Frente Pachuca en anteriores partidos. El jugador 12 esta vez jugó y de nuevo volvió a la victoria. Un sentido agradecimiento a la directiva por asistir a un partido tan importante como este. Las gracias de nuevo a nuestra fotógrafa oficial, que nos sigue incondicionalmente a todos nuestros
desplazamientos.
Nos espera una dura semana de entrenamientos, con la mente en el partido del sábado. Quizá el partido más importante de la temporada. Partido en el que la liga puede irse o seguir en nuestras manos. Esa es la misión que nos vamos a empeñar en conseguir. Amarrar la liga. Nuestro principal objetivo.
No quiero despedirme sin antes citar unas frases de una de las personas más importantes y influyentes en esta vida que nos ha dejado recientemente: Nelson Mandela.













domingo, 19 de enero de 2014

PARTIDO correspondiente a la Jornada 16: F.B. BONREPOS - FOIOS ATLETIC C.F.


Alguien dijo en su día: Hay 3 cosas en la vida que no se pueden perder: la esperanza, la paciencia y la honestidad. Estas 3 palabras son la clave para afrontar todo lo que nos queda por vivir. Esperanza, que junto con trabajo se convierte en victoria; Paciencia, que con saber aprovecharla y gestionarla da sus frutos; Honestidad, la mayor de todas, que con respeto y convicción, enorgullece a la persona y su autoestima. Nadie dijo que esto fuera un camino de rosas. Nadie dijo que esto fuera coser y cantar. Pero todos sabemos que queremos y podemos lograrlo. Unidad y compromiso.
Último partido de la primera vuelta. Balance positivo. Estar entre los 3 primeros puestos, con buenos equipos que juegan a fútbol, es bonito y gratificante. Esto es un punto y seguido. Hay que olvidar lo malos momentos y saborear los buenos. Acordarse de esa primera mitad de la primera vuelta. Donde el Foios arrasaba por donde iba. Esa es la actitud.
Hoy es un recuerdo de la infancia. Aquella infancia que para muchos queda ya lejana. Cuando todavía no había salido el sol y ya estabas camino del polideportivo. Horas infames. Campo impracticable. Todo en nuestra contra para un equipo que sabe y quiere jugar. Un campo de tierra, a las 9.30 de la mañana. Pero no es escusa para nadie. Hoy era partido para campeones y el resultado ha sido tablas.
Primera parte insistente, pesada. Sin posibilidad de poder ligar pases, el balón fue una mera cometa mecida por el viento. De lado a lado volteó sin decidirse en ningún campo. Pocas jugadas de peligro por parte de ambos equipos. Algún saque de esquina, alguna falta, fueron las principales bazas para el Bonrepos, que con intensidad y ganas llegaban a todos los balones. Las del Foios, algunas jugadas donde se intentó jugar, llegando hasta linea de fondo, pero sin llegar a crear demasiado peligro para el portero. Poco que destacar del primer tiempo, bastante flojo para el Foios, que no supo jugarle a un equipo bastante inferior en cuanto a técnica, pero quizá si superior en intensidad y ganas.
Segunda parte más trabajada. Primeros minutos de indecisiones, pero con objetivos claros de presión al rival. El equipo empieza a carburar, a pesar de no llegar al control de otros partidos. Fruto del trabajo empiezan las primeras ocasiones del Foios, en las botas de Israel, Pelao y Lleonart, que entró en la segunda parte. Una jugada entre estos 2 últimos provocó que el Foios se adelantase en el marcador, rozando el minuto 84'. Jugada conjunta de pase al primer toque en el vértice del área entre Lleonart y Pelao, que es derribado por el defensa dentro del área, provocando así el penalti.  Manolo se encarga de lanzarlo ajustándolo al palo izquierdo del portero, donde nada pudo hacer. El partido estaba prácticamente terminado, cuando el árbitro, se inventó una falta inexistente en el vértice del área del Foios. El capitán del Bonrepos se encargó de ejecutarla, al palo del portero, pillando al portero descolocado. 1-1 en el minuto 90. Así es el fútbol, unas veces te ocurre, otras veces le ocurre al rival.
No queda otra que seguir luchando por los objetivos marcados. El trabajo de los jugadores es conseguir resolver satisfactoriamente los partidos. En esas está la plantilla. A pesar de que la federación esta por la labor de impedirlo, nosotros estamos dispuestos a darles en los morros. Debemos olvidarnos de todo lo ya pasado y centrarnos en el futuro próximo.
Agradecer a los aficionados que tuvieron la osadía de levantarse pronto para ir a Bonrepos. Gracias por los ánimos dados antes, durante y al final del partido. Es de admirar.
Decir que aquí nadie ha tirado la toalla. El próximo sábado en casa tenemos un partido muy difícil contra un equipo que sabe jugar al fútbol. Esperamos volver a conseguir grandes cosas.
Un saludo





lunes, 13 de enero de 2014




PARTIDO correspondiente a la Jornada 15: FOIOS ATLETIC C.F. - C.D. VIVER

Año nuevo, mismas expectativas. Puesta a punto durante las navidades del Foios Atletic. Los últimos resultados no fueron nada satisfactorios para el equipo que aspira a lo más alto. Ni en resultados ni en juego. Hubo consenso colectivo, tanto del entrenador como de toda la plantilla, en marcar las pautas a seguir, marcar los objetivos a cumplir. Duro trabajo para poder afrontar la segunda vuelta con plenas garantías de éxito.
Unas semanas intensas de entrenamiento, donde las principales premisas eran mantener el nivel de forma óptimo de toda la plantilla. Una buena plantilla asegura un buen rendimiento. El Foios la tiene. Un partido amistoso contra el equipo de Playas de Castellón, con un resultado exagerado para el Foios, advertía el buen estado de forma del equipo. Pero no es oro todo lo que reluce.
Partido en casa, en el que el equipo pretendía dejar tras el parón de la liga y la trayectoria decadente de los últimos encuentros. Enfrente un Viver, anclado a mitad tabla, hacia presagiar la buena sintonia del equipo. Pero no resultó un encuentro sencillo. El Viver salió enchufado, presionando, con claras intenciones de no dejar jugar al Foios. Se hizo dueño y señor del balón en el centro del campo, con clara superioridad. A pesar del control, el balón se movió en zonas intermedias del terreno de juego, sin prácticamente ocasiones claras en un equipo o otro. Disparos lejanos del Viver, alguna ocasión esporádica, alguna reacción del Foios, con jugadas siempre de robo y balón al espacio. El Foios dispuso de las ocasiones más claras del partido, a pesar de que se pudiesen contar con la palma de la mano. Partido trabado, partido bonito de jugar, por el nivel de intensidad, nunca de agresividad, de ambos equipos. Se agradece encontrar equipos así.
A pesar del frío, una tarde fría, húmeda, se vivió un partido de alta tensión. En la segunda parte el Foios reaccionó, mostrando una mejor versión, intentando dominar los primeros compases del partido, creando más superioridad en el centro del campo. Por el otro lado el Viver mantuvo su nivel, intenso, solo mostrando su peligro con disparos desde larga distancia. Rozando el final del partido, cuando el resultado justo de 0-0 se hacia evidente, se produjo el milagro. Una falta al borde del área visitante, orientada en el palo izquierdo del portero, fue ejecutada por Pelao con maestría y precisión: cruzó el balón al palo contrario, rozando el larguero y acabando en el fondo de la red, provocando una explosión de rabia contenida en todo el equipo. Lo mejor del partido, sin duda alguna.
El partido nos deja un par de conclusiones muy evidentes:
Que hoy en día cualquier rival, por mala posición que ocupe en la tabla de clasificación, te puede complicar la vida.
Que hasta que el árbitro no pita el final del partido, hay que mantener intensidad, juego y sobre todo esperanza.
Comentar la añoranza que siente el equipo de su afición. Sabemos que los horarios hay veces que no son compatibles para todo el mundo, pero están marcados y estipulados de ese modo. Se que en los próximos partidos os veremos animando como siempre. Gracias a todos.


Festeros Equipo Juvenil

Como no solo del fútbol vive el hombre ¿o no? aquí os ponemos una foto con medio equipo juvenil que han sido "Quints de Sant Antoni" de Foios durante este año. El nivel ha sido alto, acercándose a su nivel futbolístico. Gracias a todos ellos, así como a sus familiares, por la implicación en las fiestas tradicionales de Foios.

Arriba ese Juvenil!!!